Finca Munoa

Descubre la Finca Munoa

El lugar de Munoa, uno de los espacios históricos de Barakaldo, aparece ya mencionado en 1569 como una de las propiedades del cercano Monasterio de Burceña y allí debieron existir hasta mediados del siglo XIX un caserío, manzanales, viñedos y huertas. Todo este terreno fue adquirido hacia 1860 por Juan Echevarria La Llana, alcalde de Bilbao, diputado en varias ocasiones y uno de los mayores propietarios de Barakaldo, quien ordenó edificar una elegante casa de campo.

En 1916 la casa pasó a manos de Rafael Echevarria Azcarate, nieto de Juan y esposo de Amalia Echevarrieta, hermana del famoso industrial Horacio Echevarrieta. El matrimonio decidió reformar completamente el palacio, encargándole la obra al arquitecto Ricardo de Bastida quien conservó el bloque original, añadiéndole una torre a cada lado y transformando el edificio en una soberbia mansión estilo Segundo Imperio Francés. A su vez, decidieron construir un garaje, una casa para portería, un caserío y un gran jardín de estilo inglés.

Toda esta finca se mantuvo en propiedad de la familia Echevarrieta hasta 20XX, año en el que fue adquirida por el ayuntamiento de Barakaldo que, desde entonces, ha realizado varios estudios sobre la misma así como diversas restauraciones, especialmente en el tejado del palacio. 

Los propietarios

Rafael Echevarria Azcarate y Amalia Echevarrieta Maruri

En 1916 la antigua finca y casa de Munoa pasó a propiedad del matrimonio compuesto por Rafael Echevarria Azcarate y Amalia Echevarrieta Maruri, quienes residían aun en el chalet de la familia Echevarrieta en la calle Gardoqui (Bilbao).

Rafael y Amalia compusieron una pareja de gustos refinados, amantes del arte, los viajes y el lujo que decidieron, gracias a los recursos económicos aportados por la sociedad Echevarrieta y Larrinaga que gestionaba el hermano de Amalia, Horacio Echevarrieta, reformar completamente la casa y convertirla en un sobresaliente palacio.

Con el paso de los años, el matrimonio fue formando una amplia colección de arte además de convertirse en mecenas de artistas como Paco Durrio o Valentín Dueñas quienes también recibieron la ayuda de Horacio Echevarrieta.

Años antes, en 1911, debido a la frágil salud de Rafael y buscando un mejor clima, el matrimonio había adquirido la finca de La Concepción, en Málaga, diseñada a mediados del siglo XIX por el matrimonio compuesto por Jorge Loring y Amalia Heredia. Estos crearon un hermoso jardín de estilo inglés que fue ampliado posteriormente por los Echevarria-Echevarrieta siguiendo gustos franceses, quienes además reformaron el palacio y establecieron diversas plantaciones.

Rafael y Amalia alternaron durante años su vida entre el palacio Munoa y la casa de La Concepción, pasando largas temporadas en este último, hasta que finalmente, en 1926, Rafael falleció. Amalia mantuvo la propiedad de ambas fincas hasta su muerte en 1956.

Algunas facturas y escrituras pertenecientes a los antiguos propietarios:

El otro protagonista. Horacio Echevarrieta Maruri

Horacio Echevarrieta Maruri era hijo de Cosme Echevarrieta Lascurain, líder del partido republicano y hombre de negocios con diversas propiedades e intereses en la industria minera.

Horacio heredó las propiedades y cargos políticos de su padre y, a través de la empresa Echevarrieta-Larrinaga, desarrolló un emporio económico que le convirtió en uno de los empresarios más importantes de la primera mitad del siglo XX. Fue industrial, banquero, político, mecenas, diplomático, fundador de periódicos…

Sus actuaciones empresariales más importantes fueron los Astilleros de Cádiz, los Saltos del Duero, la compañía Iberia-Líneas Aéreas de España, la línea 1 del metropolitano de Barcelona, la Gran Vía de Madrid, la Casa de la Prensa así como varios edificios del Ensanche de Bilbao.

Mantuvo relaciones con la realeza y fue uno de los artífices de las negociaciones que se celebraron en 1923 en Alhucemas (Marruecos) con el líder de los rifeños para liberar a los 600 soldados apresados tras el Desastre de Annual de 1921 durante las Guerras del Rif, lo que le convirtió en un personaje famoso.

Convertido en un hombre de enorme fortuna, realizó diversas construcciones, entre ellas el Palacio de Punta Begoña (Getxo). Su estrella, no obstante, comenzó a apagarse en los años 40 a causa de las deudas acumuladas en su proyecto más ambicioso, la construcción de un moderno modelo de submarinos en los Astilleros de Cádiz. Parcialmente arruinado se retiró a vivir junto a su hermana Amalia al palacio Munoa donde falleció en 1963.

Descubre el palacio

En 1916 el matrimonio Echevarria-Echevarrieta encargó al arquitecto Ricardo de Bastida la reforma del antiguo caserón heredado, quien decidió convertirlo en una mansión de estilo Segundo Imperio Francés. Para ello construyó tres nuevos elementos: dos cuerpos laterales, una escalera imperial con terraza y un elegante remate para el alero.

Interiormente reestructuró el edificio en cuatro plantas. En el sótano colocó la cocina, bodega, sala de planchas, tendederos, carboneras y almacenes que daban paso a una elegante galería para acceder al jardín; en la planta baja incluyó un vestíbulo que daba acceso a una gran escalera, además de un gran salón con órgano, salones laterales, comedor, cuarto de costura, despacho y capilla; la planta noble acogió los dormitorios de la familia así como diversos baños; finalmente en el camarote incluyó las diversas habitaciones del servicio, desvanes y roperos.

Bastida redecoró completamente todas las dependencias del palacio utilizando maderas lujosas para los empanelados, puertas, zócalos y suelos, recubriendo la parte alta de las paredes con entelados de telas adamascadas, usando ornamentación de yeso para los techos, diseñando modernos baños y fastuosas chimeneas, además de plantear una capilla en estilo neorrománico y una galería cubierta de azulejos decorativos que daba paso al jardín. 

Con ello creó un espectacular palacio que sus propietarios se preocuparon de completar y mejorar con una sobresaliente colección de obras de arte a lo largo de los años.

Planos del palacio: 

Interior del palacio (fotografías de Unai Nuño):

Visita al interior del palacio

Descubre el garaje

El garaje -al igual que la desaparecida portería- fue diseñado por Bastida en el mismo estilo Segundo Imperio Francés que el palacio. Para ello le dotó de tejado amansardado rematado con pizarra así como grandes ventanales en el lado que da a la calle.


El diseño interior original se alteró durante la ejecución de la obra quedando un edificio de dos plantas, con la baja dividida en dos espacios, uno para garaje y otro para taller. Para acceder a la planta superior colocó una sencilla escalera central que terminaba en un pequeño hall que daba paso a la vivienda del chófer.

Descubre el jardín

Para completar el conjunto, los Echevarria-Echevarrieta decidieron diseñar un espectacular jardín en estilo inglés construido en dos fases. En la primera, realizada sobre la finca de la casona original, se planteó un bosque denso sin apenas senderos, mientras que en la segunda, nacida gracias a una ampliación de 1918 realizada por el propio Bastida, se introdujeron senderos sinuosos que alternaban con grupos de árboles. 

En total son 652 árboles y 100 arbustos de diferentes especies los que podemos apreciar hoy en día. El jardín se completó con una escultura de Nemesio Mogrobejo y otra de Valentín Dueñas, además de cuatro bancos decorados con escenas del Quijote, un gran estanque central y una balaustrada de piedra rematada con grandes jarrones.

El jardín redujo su extensión a consecuencia de dos expropiaciones realizadas en 1975 y 1988.

 

Esculturas

La calificación como bien cultural con la categoría de Conjunto Monumental, del Palacio Munoa, sito en Barakaldo (Bizkaia), según el decreto 41/2017 de 7 de febrero, publicado en el BOPV nº 29, viernes 10 de febrero de 2017, incluye toda la unidad edificatoria y el jardín del palacio, donde se encuentra las esculturas “Eva “del escultor Nemesio Mogrobejo y “Dama” del escultor Valentin Dueñas Zaballa.

Estas son dos desnudos femeninos del natural:

“Eva” de Nemesio Mogrobejo y Abasolo (Bilbao, 1875 – Graz, 1910)
  • Técnica: Bronce patina verde
  • Medidas: 164 x 52 x 58 cm
  • Firma fundidor: Mir y Ferrero Fundidores Madrid
  • Firmada: N Mogrobejo

Forma parte de la trilogía escultural que creo el autor. ”Eva”, ”Hero y Leandro” y “Riaveglio” y manifiesta especialmente el ideal femenino .Se trata de una armoniosa y delicada mirada al cuerpo de la mujer.

La pieza tiene su importancia al ser de las pocas que logra pasar a bronce el propio artista; labor que el bilbaíno desempeña en Barcelona, ciudad a la que acude en setiembre de 1908 para fundirla junto a otras piezas.
Los estudiosos del arte consideran a “Eva” como un importante logro, pleno de gracia y elegantes ritmos que dinamizan la mirada escultórica desde los más distintos puntos de vista.

“Dama”, de Valentín Dueñas y Zaballa (Bilbao, 1888 – Madrid, 1952)
  • Técnica: Piedra tallada
  • Medidas: 188 x 70 x 70 cm, sin peana
  • Firmada: Dueñas

En la exposición nacional de 1920 el escultor presento esta escultura en yeso, que luego fue adquirida en piedra por la familia Echevarrieta que la instalo en el Palacio Munoa.

Busto de Horacio Echevarrieta (Década 1920)

Moisés Huerta Ayuso (Valladolid, 25 de septiembre de 1881 – Mérida, 1 de febrero de 1962) fue un escultor español. Miembro de la Escuela Vasca, trabajó en Bilbao y Vitoria. Profesor en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en 1927 hizo el Sagrado Corazón. Su hijo Rafael es también escultor.

Trabajos:

  • Salto de Leukade en Madrid. (11-1910)
  • Estatua de Mercurio en el BBVA de Bilbao. (1920-22)
  • Estatua de Minerva en el Instituto de Enseñanza Secundaria Miguel de Unamuno de Bilbao. (1925)
  • Sagrado Corazón de Jesús en Bilbao (1927)

Premios y reconocimientos:

  • En 1912 obtuvo en Madrid la Primera Medalla de la Escultura con la estatua Salto de Leucadé.

Paseo botánico

  1. Cedro / Cedrus atlantica
  2. Cedro / Cedrus atlantica
  3. Tejo / Taxus baccata
  4. Secuoya / Sequoiadendron
  5. Árbol de Jupiter / Lagerstroemia indica
  6. Abeto / Abies sp
  7. Magnolio / Magnolia grandiflora
  8. Cedro / Cedrus atlantica
  9. Secuoya / Sequoiadendron giganteum
  10. Aligustre arbóreo / Ligustrum sp variegata
  11. Cocheras
  12. Palacio
  13. Estatua
  14. Estatua de Eva
  15. Fuente
  16. Aparcamiento de bicicletas
  17. Mosaico del Quijote
  18. Bosque de chopos / Populus alba
  19. Roble americano / Quercus rubra
  20. Tilo / Tilia platyphylos
  21. Alineación de palmeras / Phoenix canariensis
  22. Galería de los tilos / Tilia
  23. Bosque de plátanos de sombra / Platanus hybrida
  24. Mimosa / Acacia dealbata
  25. Estanque
1 Cedrus atlantica

Cedro Se trata de los árboles más longevos del jardín, con más de 100 años. Esta especie originaria del Atlas con piñas erectas de color vivo anaranjado, tiene hojas con forma de agujas agrupadas en pequeñas rosetas estrelladas.

4 Sequoiadendron giganteum

Secuoya Se trata de unos de los árboles más grandes del mundo. Algunos pueden llegar a alcanzar los 95 metros de altura y 10 metros de diámetro en su tronco. Además de su gran tamaño, estas coníferas se caracterizan por la gruesa corteza de su tronco, bastante esponjosa o mullida.

5 Lagerstromia indica

Árbol de Júpiter Frente al edificio de cocheras, resulta llamativo un pequeño grupo de árboles: en invierno por su corteza lisa con manchas de tonalidad variada y a finales de verano y primeros de otoño por sus vistosas flores rosadas, con seis grandes pétalos rizados.

7 Magnolia grandiflora

Magnolio Estos árboles pertenecen a una de las familias más primitivas que existen, las Magnoliáceas. Sus grandes flores desprenden un agradable aroma que se ha utilizado como perfume a lo largo de la historia. Varios ejemplares de estos árboles perennifolios se localizan en el extremo norte del palacio.

Visitas y actividades

Los grupos organizados pueden solicitar una visita a la Finca Munoa en clave botánica, para conocer las diferentes plantas y elementos que componen el jardín de la finca. No es posible visitar el palacio. Este tipo de visitas se realiza entre semana, de 10:00 a 13:30h, y están sujetas a disponibilidad.

Algunos fines de semana, puntualmente, se realizan visitas gratuitas para la ciudadanía. En esta visita se tratan diversos temas relacionados con la botánica del jardín, de estilo inglés. Para saber más, consultar la agenda mensual de Natur Gela (sección Blog).

Inscripciones en Natur Gela.

Dirección

Llano Kalea, 61, 48903
Barakaldo, Bizkaia

Horarios

10:00 AM – 22.00 PM
Lunes – Domingo

Close

Visit Barakaldo

Barakaldo Turismo

Close
Ir al contenido